Viernes, 25 Marzo 2011 16:34

Asegurar una vivienda

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Asegurar una vivienda nos es un papeleo más de la hipoteca.

Lo primero que nos debemos plantear cuando hablamos de asegurar una vivienda, nuestro hogar, es que el seguro deberá ser capaz de resolver eficientemente una pérdida total tanto de contenido como de nuestra edificación y deberá ser capaz de encajar sobradamente los posibles daños que causemos a terceros.
Para contratar nuestro seguro deberemos ser capaces de:

1.Comprender que lo que tenemos que proteger es algo valioso y que no tenemos capacidad financiera ni económica de reponer sin la ayuda de una herramienta que aporte dinero en grandes cantidades y suficiente, sin suponer endeudamiento, si se presenta el siniestro.

2.Comprender que dicha herramienta es el seguro.

3.Comprender que quien conoce el seguro y, por tanto, es capaz de aportar el conocimiento técnico, legal y (especialmente) práctico es el profesional del seguro (agente o corredor) y que este profesional debe ser tan escrupulosamente seleccionado como el médico que elegiríamos para intervenirnos quirúrgicamente. No hay lugar para aprendices, primos, cuñados ni empleados de banca sin formación. ¡Con esto no se juega!

4.Comprender que no existen "botones mágicos". No hay un "botón mágico" que nos diga cuanto vale lo que tenemos en casa. Simplemente porque cada casa, cada armario, cada contenido de congelador... ¡es distinto! Nunca, jamás aceptéis que un tipo dedicado al seguro os diga lo que vale cuanto tenéis en casa: ¡no tiene ni idea!


5.Comprender que deberéis dedicar una tarde a valorar vuestro contenido. Tomaréis una libreta, un lápiz y goma y recorreréis habitación tras habitación, abriendo los armarios y contando cuantos pantalones y su valor promedio, cuantas blusas y su valor promedio... la ropa de cama, las lámparas, cortinas, zapatos, ropa interior, colchones, libros, DVD, videojuegos,... ¡TODO! Iréis a la cocina y calcularéis cuanto vale vuestro stock de artículos de droguería, la vajilla, la cubertería, vuestra batería de cocina, la despensa, lo que tenéis refrigerado y en congeladores. Insisto ¡TODO! Un incendio no perdona nada. Y ese TODO tiene una traducción muy sencilla: es lo que os aporta calidad de vida y un seguro sirve para mantener ese estilo de vida tras un siniestro. No os engáñéis y haced las cosas bien, tomaos este consejo en serio, calculad el resultado y cuando tengáis ese valor tomad vuestro seguro actual y contrastad la realidad con lo que "imaginábais" que era esa realidad. Si el resultado es que os quedábais cortos echad cuenta de lo que ibais a perder. Si os pasábais cuatro pueblos ¿para qué pagar de más?

6.Comprender que nuestra casa no tiene que asegurarse por el valor de compra: comprar esa casa si está en primera línea del mar, frente a la playa, tiene un valor y si está en un barrio trabajador tiene otro muy distinto. Pero si los materiales son idénticos el coste de reconstrucción será el mismo en ambos casos. Por tanto, si tenemos una hipoteca de 200.000 y un seguro de 200.000 empezad a pensar que "algo huele a podrido en Dinamarca" (eso es de Hamlet, por si alguien no conoce la cita).

7.Comprender que nuestra casa no tiene que asegurarse por el valor de reposición que aparece en nuestra tasación (de haberla). Dicho coste de reposición se define como el valor de la vivienda descontado el valor del suelo. ¿Y qué tiene eso que ver con una reconstrucción? ¡Nada!

8.Comprender que nuestra casa, el edificio o continente, deberá ser valorado de acuerdo con la suma de los siguientes gastos necesarios para RECONSTRUIR: tasa de bomberos (cobran...), demoler todo lo afectado por el incendio, desescombrar todo ello así como el contenido afectado, darle tratamiento en un vertedero capacitado para gestionar materiales contaminados (los procedentes de incendio, hormigones y maderas lo son y si hay uralita, sintasol o aislantes con amianto aún peor), obtener permisos, licencias, nombrar arquitecto, aparejador, constructor, contratar seguro de responsabilidad civil como promotor, el decenal de daños y el todo riesgo de construcción, la OCT y, finalmente, proceder a ejecutar la totalidad de la obra. Pero, además, mientras tanto, mientras dure la reconstrucción, tendremos que vivir en algún lado ¿verdad? Pues debemos contar con dinero suficiente aportado por el asegurador destinado a alquilar una vivienda; los valores que aparecen en la tasación tampoco contemplan esa necesidad porque al banco ni le preocupa que vivas bajo un puente o de gorra en casa de tus padres ¿Sabías esto, amigo lector? Muchos de esos costes REALES y NECESARIOS no te vienen en la tasación y, por ello, la mayoría de las viviendas hipotecadas en España cuyo seguro ha sido gestionado por un banco o por "aficionados" simplemente están mal hechos y funcionarán mal en caso de siniestro ¿cómo lo ves? A mí me causa pavor porque sé que detras de eso hay familias con sus hijos... y, en estos momentos, sería aún peor el drama que les afectaría. Que afectará estadísticamente a 1.500 hogares españoles este año.

9.Comprender que uno debe leerse las instrucciones de todo lo que compra; también del seguro. Si uno mira el librito que viene con su seguro (es obligatorio legalmente entregarlo) al principio está un capítulo denominado "DEFINICIONES" que nunca nadie lee. En esas definiciones hay una que suele denominarse "SUMA ASEGURADA" seguida de una explicación: la compañía aseguradora de turno NUNCA PAGARÁ UN CÉNTIMO MÁS de la cantidad que se haya asegurado POR LA SUMA DE TODOS LOS CONCEPTOS.

Leído 3908 veces
Administrador

En Josportal.Com, ofrecemos un ayuda oportuna. Cada caso y necesidad son para nuestro equipo una responsabilidad.

www.josportal.com
Inicia sesión para enviar comentarios

Si desea que esta web siga existiendo,y así poder seguir informando y ayudando, por favor haga una donación. Nosotros también le necesitamos a ustedes tanto como ustedes a nosotros. Gracias!!

Monto:   EUR

Aportaciones a la web.

Si desea que esta web siga existiendo,y así poder seguir informando y ayudando, por favor haga una donación. Nosotros también le necesitamos a ustedes tanto como ustedes a nosotros. Gracias!!

Monto:   EUR