Suscribirse para ayudarnos al pago del servidor desde 1€/mes Nos seria de gran ayuda en estos momentos críticos y, a vosotros (quien pueda) 1€ no os supone mucho Si al final sois muchos nos, podremos mantener Online GRACIAS

ESTA WEB NECESITA DE TU AYUDA ECONOMICA PARA SEGUIR ONLINE. DESDE 1€ NOS PUEDES AYUDAR (21 Ene 2020)

¡¡ ATENCIÓN !!
ESTA WEB SE MANTENIEN GRACIAS A LAS DONACIONES DE NUESTROS USUARIOS QUE DESDE 1€ APORTAN SU GRANITO DE ARENA.
SI TODAVÍA NO NOS APOYAS, ES EL MOMENTO.
NOS AYUDARÁ A MANTENERNOS ONLINE Y ASÍ SEGUIR AYUDANDOTE CUANDO LO NECESITES

Dudas de Funcionamiento,Comunicaciones y Normas del foro.

Pregunta Japón fue la cuna de personas con síndrome de hikikomori. En nuestro país ya hay identificados 164 casos

9 años 5 meses antes #160573 por villano
Parecía un problema afincado en Japón pero, la incapacidad para integrarse en la sociedad y relacionarse con los demás ha llegado a España y está aumentando en los últimos años. Prueba de ello es el primer estudio europeo, realizado por médicos del Hospital del Mar de Barcelona, en el que se describe una serie de 164 casos de síndrome de hikikomori, como se denomina este problema. Nuestro país no es el único, también se han detectado personas con fobia a la sociedad en Omán, Italia, la India, Estados Unidos y Corea.

De piel muy pálida, por no darles nunca el sol, parcas en palabras, con respuestas a preguntas que no van más allá de monosílabos y bastante distantes. Así son algunas de las personas con este síndrome que se describió por primera vez en la literatura médica en 1998 por el psicólogo Saito Tamaki.

Pero éste no es un retrato válido para todos los casos de aislamiento, sobre todo fuera del país nipón. «Hemos visto que hay diferencias entres los casos japoneses y los españoles. Mientras que allí la mayoría son hikikomori primarios, sin otra patología de base, la mayoría de los que hemos visto en España y en Europa están asociados a otros trastornos mentales», explica Ángeles Malagón-Amor, principal autora de este estudio cuyos resultados publica la revista Journal of Social Psychiatry. Así, un 34,7% de los pacientes españoles evaluados presenta un trastorno psicótico, un 22%, ansiedad y un 74,5%, trastorno afectivo.

Entre las similitudes con los pacientes japoneses están que la mayoría de los casos españoles se dan en varones y que suelen vivir con la familia. La media de reclusión de los 164 casos evaluados por los médicos catalanes está en 39,3 meses pero hay pacientes que han estado hasta 30 años sin vínculos con el exterior.

La presencia de otra patología «nos lleva a la conclusión de que tal vez no es un diagnóstico en sí, sino más bien un síndrome grave asociado con múltiples trastornos psiquiátricos. El hikikomori primario, es decir, no asociado a una patología mental, también existe pero es mucho menos frecuente», ha aclarado en un comunicado Víctor Pérez-Solà, director del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar.

Debido a la frecuente convivencia con otros trastornos, Kazuhiro Tajima Pozo, psiquiatra de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, aconseja realizar siempre un diagnóstico diferencial de las causas de esta reclusión. «El autismo o retraimiento social puede ser un síntoma de esquizofrenia, pero también está presente en los trastornos generalizados del desarrollo. El aislamiento social también puede verse dentro de cuadros de ansiedad, fundamentalmente de tipo fóbico-evitativos, que estaría muy cercanos al denominado hikikomori que se observa en Japón».

Sin conocerse la causa exacta que lo provoca (cuando no hay una enfermedad asociada), parece que en los últimos años han aumentado estos ermitaños. Para Tajima Pozo, la razón de este incremento podría estar detrás del desarrollo de las nuevas tecnologías. «Se ha pasado de estar enganchados a los videojuegos a estar todo el día conectados a internet. Japón es más precoz en el tema de las tecnologías y eso podría explicar por qué allí se dio antes este problema».

Sin embargo, Malagón-Amor apunta otro motivo: la falta de equipos de atención domiciliaria. «En España no ha habido equipos de este tipo especializados en Psiquiatría que pudieran detectar y atender a estos pacientes que, por otro lado, no suelen pedir ayuda ni acudir al médico».

El tratamiento varía en función de si es un síndrome hikikomori primario o si está vinculado a una enfermedad. «Si hay otra patología, la tratamos y eso hace que vaya mejorando el aislamiento. Pero cuando no hay otro trastorno asociado es más complicado porque la mayoría no quiere ayuda, que consistiría en terapia psicológica y farmacológica», explica Malagón-Amor.

No se trata de que estén bien sin contacto con el exterior. «Algunos piensan que estarían mejor si pudieran salir pero el intentar cambiarlo no les compensa», afirma esta psiquiatra. Porque se sienten bien en casa, y el exterior, las exigencias del trabajo o la vida les abruma demasiado y prefieren la protección de lo conocido: sus cuatro paredes.

(El Mundo)

Por favor, Conectar o Crear cuenta para unirse a la conversación.

  • villano
  • [villano]
  • Avatar de villano Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Josportalero Maestro de Maestros. Reclamo hasta por un céntimo que me cobren de más en cualquier lado
  • Josportalero Maestro de Maestros. Reclamo hasta por un céntimo que me cobren de más en cualquier lado
Más
Moderadores: monalisa
Tiempo de carga de la página: 0.181 segundos